LA PAREJA: TÚ FAMILIA…

couple-1834936_1920

Son muchas las parejas que viven y conviven con su familia y la familia política.

¿Cuánto es de importante?

Lo más importante es que en la pareja exista amor, respeto, espacio y tiempo.

Desde nuestra infancia te han educado con unos valores y principios determinados que cuando conoces a tu pareja pueden ser similares o todo lo contrario, muy distintos. Esto puede originar un conflicto sino se aborda de manera adecuada. Una de las cosas a tener en cuenta es identificar, qué es lo que tu quieres y en qué lugar ocupa cada unos de los miembros de tú familia y su familia dentro de ti y luego en tu relación.

Es fácil dejarse llevar por el rol que tus padres, por ejemplo, tienen y han tenido de ti en tu niñez hasta que eres adulto, pero en el momento que percibes que tú has cambiado o que quieres modificar el vinculo con los mismos, es cuando queremos aprender a gestionar la situación de tal manera que no nos afecte o en cuanto menos que no suponga un malestar para ti y en consecuencia con tu pareja.

Por ejemplo:  Gonzalo siempre ha sido tan bueno, que seguro que viene a buscarme si llego tarde…(MADRE de Gonzalo) 

  • Gonzalo se siente culpable sino lo hace. A Gonzalo no le apetece.

Esta actitud a largo plazo y reiteradas veces produce malestar, ¿qué aprender? decir NOES

La pareja de Gonzalo se siente molesta porque siempre tiene que estar pendiente de su familia y Gonzalo no tiene tiempo, ¿cómo actuar? hablar con objetividad y generosidad con tu pareja.

Lo mismo puede suceder con la otra parte, es decir, con tu familia política, puedes no estar de acuerdo con la relación que ellos mantienen contigo.  A través del respeto y sin juicios  puedes conseguir mejorar las relaciones que en algún momento valorabas como tóxicas.

Existen dos factores muy  importantes para mantener buenas relaciones con los miembros de la familia sin que suponga un problema para ti y con tu pareja.

1.  El ¨espacio¨ a veces forzamos momentos que pensamos que son óptimos y al vivirlos nos damos cuenta de lo contrario.

2.  El¨tiempo¨ es importante dedicártelo como dedicárselo a tu pareja.

Aprender a actuar cómo a ti te nace, evitar hacer lo que los demás esperan o piensan. Ser como tú eres. Alimentar a tu pareja con amor, tiempo y agradecimiento.

 

 

 

LA LLEGADA DEL HERMANITO O HERMANITA.

brothers-457237_1920

El segundo embarazo es muy distinto al primero. Tanto para la madre en su dulce espera como para los que ya están aquí.

Inicialmente no suele haber ningún cambio aparente hasta que el embarazo se encuentra en un estado más o menos avanzado, aquí, es cuando puedes detectar que tu hijo o hija empieza a cambiar su actitud.

Te puedes encontrar con qué tu hijo tiene comportamientos donde demanda más atención, tiende a marcar quién es su familia (mamá, papá y él) no existe nadie más. En otros casos incluso puede experimentar un retroceso en su conductas y estás sean similares a cuando él o ella era bebé. Por ejemplo, puede demandar el pecho, puede balbucear y requieren continuamente  la atención de su madre.

En ocasiones,  si esta actitud se prolonga a lo largo del tiempo puede causar cierto agotamiento o no sabes qué hacer ¿Cómo puedes abordar esta situación?

En primer lugar, desde el principio explicar a tu hijo o hija la llegada de su hermanito o hermanita.

En segundo lugar, ofrecerle una identidad.

En tercer lugar, amor y cuidado mutuo.

En cualquier caso, hay multitud de pautas a seguir para poder tener un seguimiento de la nueva llegada sin angustia y aceptando el cambio. Si tuvieras alguna dificultad no dudes en acudir a un profesional.

 

 

 

SERÁ LO QUE TÚ QUIERAS VER

nube.jpg

A lo largo de nuestra vida existen diferentes experiencias que han influido en tu persona de una manera positiva y otras veces de una forma no tan buena. Ambas son constructivas.

Es importante ser consciente y estar atento a las oportunidades y a los momentos que se cruzan, pero para eso hay que estar despiertos. Y esto es un arduo trabajo pero cuando lo alcanzas, de ahí en adelante es todo mas fácil.

En ocasiones te has sentido o te sientes sin apenas fuerza para seguir hacía aquello por lo que piensas que luchas ¡Ahí está! no hay lucha.

Eres una persona que te encuentras en continuo cambio. No hay que insistir en lo que fuiste ni renunciar a lo que puedas llegar a ser. La receta para perseguir aquello que quieres lograr está en tus manos.

El primer paso es la aceptación y elegir lo que quieres y descartar lo que no quieres sin juicios, tan solo es…que no te aporta. Seguir las señales para tomar elecciones con autodeterminación y sin miedo a equivocarse asumiendo que tu tienes la solución de lo que pueda venir.

Poco a poco sentirás mayor seguridad y confianza, por tanto bienestar.

  • AMAR es fundamental.
  • NO hay IMPOSIBLES.
  • Pensamientos CONSCIENTES.
  • ACTOS.
  • EscucharTE.
  • ESCUCHAR.
  • NO lamentarnos.
  • REconstruir.
  • FONDO y FORMA.

 

 

 

¿CÓMO HABLAMOS?

communication-1991851_1920

En ocasiones de forma no consciente, no sabes qué importancia y cómo repercute tu lenguaje sobre las otras personas. Te puede pasar con tu jefe, con tus compañeros del trabajo, con tus padres, con tus hermanos, con tus hijos, con tu pareja o amigos e incluso contigo mismo.

Es importante cuidar la manera de hablarte y dirigirte hacía los demás. El impacto que puede tener en ti mismo como en el resto de las personas de tu entorno puede llegar a ser contraproducente y dañino.

Es difícil detectar cómo es tu lenguaje y saber qué provoca en ti y en los demás. A pesar de que sientes y piensas que es correcto.

Sin embargo es fácil aprender una manera adecuada y sana de comunicarse. El primer paso es reconocerse y reconocer. Y para ello hay detrás un trabajo de autoconocimiento en el cuál hay profesionales que te pueden ayudar.

La comunicación habla mucho de la persona y cómo está se valora y es valorada por lo demás. Nos abre los ojos para poder intervenir con el fin de mejorar tu bienestar contigo mismo como hacia con los demás.

No sólo la comunicación verbal es la que revela información de ti, también la comunicación no verbal es de gran importancia. Es la que anticipa tus emociones de una manera automática e inconsciente aportando aún más información de ti mismo. Por ello, el objetivo es poder conciliar ambas para llegar a sentirnos tranquilos y relajados entre lo que sentimos, pensamos y hacemos.

 

 

 

CONSTRUIR

woodtype-846089

Hay momentos en tu vida que das importancia a ciertas cosas que antes no, que hay personas o situaciones que son difíciles de manejar y que despiertan en ti un malestar. Normalmente la causa es por una sensación de falta de consciencia de ti mismo y una ausencia de control. Aquí es donde te interesa frenar y preguntarte que en este momento existen cosas de ti que descubres que no sabías y por tanto es tu momento para darte cuenta de otras facetas que en ti están pero que hasta ahora se mantenían dormidas. Por otro lado, hay que tener en cuenta que tiendes a pensar que casi todo puede estar bajo control, sin embargo hay muy pocas cosas dónde tú tengas el control pero lo que está en tu poder es saber manejarlas.

En ti está el querer parar, observar y detectar aquello que no quieres y gestionar la situación con pequeñas decisiones del día. Debes de tener en cuenta que cada día, SÍ haces algo por tu bienestar ya que en ocasiones tienes la sensación que no lo haces, no lo consigues, no llegas a “…”cuando realmente sí lo haces, sí lo consigues y sí llegas a “…” Es importante que te reconozcas y valores.

Si tienes la convicción de ser un persona válida y segura reconociendo tanto tus fortalezas como limitaciones siendo ambas igual de positivas encontrarás la forma para que tú camino que ahora parece arduo, sea en el día a día tu camino hacía tu bienestar.

El recorrido no es fácil pero con ayuda de un profesional que te guíe, que te paute y lo más importante que detecte lo que tú necesitas para empezar “ese cambio” que será  el dispositivo que hará que tu “ser” empiece a funcionar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿NUBES O CLAROS? AMBOS

close-up-1845165_1920.jpg

Cuando vivimos una experiencia fuerte y dura a veces te deja sin capacidad de respuesta o te quedas bloqueado. Sientes que pasado el tiempo es cuando te viene la reacción adecuada para ese momento o simplemente se alarga en el tiempo y directamente sigues igual, aún sabiendo que hay algo que quieres hacer para “cambiar”.

Todo empieza por un simple paso que tú elijas que te sienta bien, puede ser correr, boxear, pasear, viajar, meditar, etc. En ocasiones lo que te supone mayor esfuerzo es la voluntad de empezar y que eso se convierta en un hábito. De toda la vida se sabe que la disciplina es buena y más si te gusta, cómo también lo es, evadirte un poco o escapar precisamente de esa rutina.

Ambas opciones son lícitas porque tarde o temprano conectarás contigo mismo. Conectar significa ser consciente de tu cuerpo y mente, estar presente, mirarse desde dentro y fuera, ser objetivo y subjetivo contigo y con los demás y muchas otras cosas.

Cada vez más la sociedad aprende a reaprender, aceptando el pasado, actuando en el presente y confiando en el futuro. Todo ello es arduo trabajo porque no eres impermeable a este mundo y a tus experiencias. Sin embargo si creas tu propio mundo nace la convivencia sin frustración, impotencia, enfado y lucha.

“Tú mundo” consiste en tu bienestar como persona sin aislamiento sino ofrecer lo mejor de ti a lo demás para vivir en comunidad. Sin valorar y sin juicios, tarea complicada. Sí se puede, consiste en dejar pasar “esa” nube que no te deja ver porque llevas un tiempo de lluvias y tormentas y saber que pronto sale el sol. Y si acontece un nuevo chaparrón, afrontarlo sin temor ni miedo.

…Tras vivir esto…

Si te preguntas:

¿cómo me siento?¿me quedo bloqueado? ¿no reacciono? ¿qué quiero cambiar? ¿cómo empiezo? ¿a dónde quiero llegar? ¿tengo interés? ¿qué me motiva? ¿tengo ilusión? ¿estoy enfadado? ¿qué es lo que puedo ofrecer de mi?  …

Es el momento para cuidarte y permitirte que un profesional te acompañe y podáis  conseguir tu mayor bienestar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MÍRATE

side-mirror-424221_1920

Algunas veces te preguntas ¿te gustas?¿te deseas?¿te atraes?¿te cuidas? ¿te miras?

Si tu respuesta es “no lo sé” “bueno” o “no” o en caso contrario es afirmativa pero no corresponde a cómo actúas o no te sientes seguro o con confianza es aquí dónde podemos ayudarte.

Son muchos los factores que hacen que no sepas contestar de forma contundente.

Desde nuestra infancia hasta ahora existen influencias familiares y sociales que te bloquean a desarrollar tu verdadera persona, estás condicionado. De hecho está tan interiorizado cómo debemos de ser y cómo debemos de estar que al final te distancias cada vez más de ti mismo. Tienes el poder de dirigir tu persona, depende de tu estado de ánimo. Es obvio, que cuando te sientes triste, cansado o apático no te observas con los mismos ojos que si te sientes alegre, activo o contento. ¿Cómo empezar el cambio? MÍRATE , pero mírate literal, prueba, explora, descarta y elige.

HACER Y QUERER

alarm-1964166_1920

Muchas veces tienes el pensamiento de que te gustaría tener tiempo para hacer cosas que realmente te apetecen. Normalmente tienes la sensación de estar metido en una rutina diaria en la que tan sólo hay cavidad para tus obligaciones y que a la larga lo que te produce en tu estado de animo es apatía o inapetencia ante la vida.

A pesar de tener un trabajo que te gusta y que te permite vivir y una familia que te quiere, sientes que necesitas algo más. Hay un sentimiento en ti que te dice que “algo” quieres hacer y no sabes qué es o cómo hacerlo.

Para ello existen profesionales que pueden ayudarte a detectar qué es lo que en ti está comenzando a despertar que aún no sabes y si lo intuyes, ofrecerte recursos para cómo poder alcanzarlo.

 

ALIMENTA TU BIENESTAR

blue-250770_1920

Para conseguir una buena salud física-mental es fundamental entender y creer que cuerpo- mente son un todo. Es tan importante activar el cuerpo como la mente para que su interacción tenga cómo resultado un equilibrio para tu salud.

Por eso es adecuado hacer deporte, practicar un ejercicio, estar en contacto con la naturaleza, meditar etc, porque provocamos a nuestro organismo mayor bienestar, ya que segregamos endorfinas(hormona de la felicidad). De este modo obtienes mayor atención y consciencia, consigues clarificar ideas, poner los pensamientos en orden…

Igual de importante es mantener una mente limpia y tranquila sin pensamientos negativos, haré más hincapié en este apartado porque considero que es de gran importancia.

A lo largo de tu vida sientes emociones, unas buenas y otras no tan buenas, es conveniente que puedas liberarte de estas emociones y permitirte que salgan, pero una vez que éstas se manifiestan debes de aprender a gestionarlas y un factor importante es cómo pensamos, ya que las emociones provienen de los pensamientos.

Si tiendes a pensar de manera negativa es más difícil que puedas hacer un cambio para tu bienestar, por ejemplo cuando te sientes culpable lo correcto es sentirte responsable de manera contraria no alcanzaras una visión óptima para sentirte mejor. Si eres consciente que en cualquier situación tienes un grado de responsabilidad aquí entra en marcha la atención, el darte cuenta y el comienzo del cambio y distanciarte de la distorsión de la realidad.

Evita convivir con gente negativa. Reflexiona que las cosas no son blancas o negras sino que el gris existe. Aprende a relajarte y no te exijas tanto a ti mismo.

Son algunas pautas para poder reeducarte y aprender de ti mismo con objetivo de mejorar tu salud física y mental. Si no tienes las herramientas suficientes o recursos no dudes en acudir a un profesional que te permita ser y no estar.

 

 

GENTE TÓXICA

red-1315030_1280

Las relaciones sociales son complicadas cuando tu entorno no es del todo gratificante para ti. Descartando que se trate de algo que te impida socializar desde el punto de vista personal, lo que es importante es ¿con quién te relacionas?

Si existe algunas personas que despiertan en ti un malestar o en cuanto menos te restan energía, aquí es donde debes de observar si éstas son buenas para ti.

¿Cómo lo detectas? Suelen quejarse de casi todo, se comparan con los demás constantemente, son negativos, no tiene filtro al hablar, no admiten consejo, tiene exceso de energía causado por el nerviosismo, usan un tono de voz elevado, su conversación se basa en tristeza o fracaso o suelen sentirse por encima del resto de personas.

Éstos son algunos ejemplos para poder identificar qué gente no nos aporta una tranquilidad y bienestar y nos contagia de ésta mala energía.

Puedes darte cuenta y ser consciente qué gente no te aporta algo positivo y te desgasta pero te cuesta mucho dar el paso de ruptura con este tipo de relaciones, ahora, puede tratarse de recién conocidos, donde es más fácil tomar una medida, que con la familia o amigos de toda la vida que es donde es más difícil poner los límites. Aquí es donde te podemos ayudar.

En ambos casos la solución es evitar y tomar distancia de esta energía para iniciar la búsqueda hacia otra que te contagie de aquello que te sume pero que no te reste.