ALIMENTA TU BIENESTAR

blue-250770_1920

Para conseguir una buena salud física-mental es fundamental entender y creer que cuerpo- mente son un todo. Es tan importante activar el cuerpo como la mente para que su interacción tenga cómo resultado un equilibrio para tu salud.

Por eso es adecuado hacer deporte, practicar un ejercicio, estar en contacto con la naturaleza, meditar etc, porque provocamos a nuestro organismo mayor bienestar, ya que segregamos endorfinas(hormona de la felicidad). De este modo obtienes mayor atención y consciencia, consigues clarificar ideas, poner los pensamientos en orden…

Igual de importante es mantener una mente limpia y tranquila sin pensamientos negativos, haré más hincapié en este apartado porque considero que es de gran importancia.

A lo largo de tu vida sientes emociones, unas buenas y otras no tan buenas, es conveniente que puedas liberarte de estas emociones y permitirte que salgan, pero una vez que éstas se manifiestan debes de aprender a gestionarlas y un factor importante es cómo pensamos, ya que las emociones provienen de los pensamientos.

Si tiendes a pensar de manera negativa es más difícil que puedas hacer un cambio para tu bienestar, por ejemplo cuando te sientes culpable lo correcto es sentirte responsable de manera contraria no alcanzaras una visión óptima para sentirte mejor. Si eres consciente que en cualquier situación tienes un grado de responsabilidad aquí entra en marcha la atención, el darte cuenta y el comienzo del cambio y distanciarte de la distorsión de la realidad.

Evita convivir con gente negativa. Reflexiona que las cosas no son blancas o negras sino que el gris existe. Aprende a relajarte y no te exijas tanto a ti mismo.

Son algunas pautas para poder reeducarte y aprender de ti mismo con objetivo de mejorar tu salud física y mental. Si no tienes las herramientas suficientes o recursos no dudes en acudir a un profesional que te permita ser y no estar.

 

 

GENTE TÓXICA

red-1315030_1280

Las relaciones sociales son complicadas cuando tu entorno no es del todo gratificante para ti. Descartando que se trate de algo que te impida socializar desde el punto de vista personal, lo que es importante es ¿con quién te relacionas?

Si existe algunas personas que despiertan en ti un malestar o en cuanto menos te restan energía, aquí es donde debes de observar si éstas son buenas para ti.

¿Cómo lo detectas? Suelen quejarse de casi todo, se comparan con los demás constantemente, son negativos, no tiene filtro al hablar, no admiten consejo, tiene exceso de energía causado por el nerviosismo, usan un tono de voz elevado, su conversación se basa en tristeza o fracaso o suelen sentirse por encima del resto de personas.

Éstos son algunos ejemplos para poder identificar qué gente no nos aporta una tranquilidad y bienestar y nos contagia de ésta mala energía.

Puedes darte cuenta y ser consciente qué gente no te aporta algo positivo y te desgasta pero te cuesta mucho dar el paso de ruptura con este tipo de relaciones, ahora, puede tratarse de recién conocidos, donde es más fácil tomar una medida, que con la familia o amigos de toda la vida que es donde es más difícil poner los límites. Aquí es donde te podemos ayudar.

En ambos casos la solución es evitar y tomar distancia de esta energía para iniciar la búsqueda hacia otra que te contagie de aquello que te sume pero que no te reste.

NO ES FÁCIL SER PADRES

baby-feet-1527456_1920

Cuando tomas la decisión de crear una familia y ser padre o madre, comienza una etapa difícil, donde existe un desgaste físico, mental y emocional.

Normalmente tienes como referencia lo que te han inculcado a ti desde pequeño pero en ocasiones hay valores que sí son beneficiosos para tu familia y otros sin embargo, hay que tratar de cambiar.

Hay factores que debes de tener en cuenta cuando emprendes este camino de ser padre o madre, por ejemplo, debes ponerte en el lugar de tu hijo o hija, tener una buena comunicación, tener en cuenta que eres una referencia para él o ella, educar en las diferencias y ver qué estilo educativo acogerte. Una parte fundamental es facilitar a tu hijo o hija un entorno de seguridad y confianza logrando su autonomía y libertad.

En ocasiones nace natural y en otras existe la posibilidad de encontrarte perdido y no sepas como empezar, no es fácil.

Si no tienes un buen nivel de autoestima o te cuesta tomar decisiones o te cuesta adquirir responsabilidades es importante que te dejes asesorar por un profesional para potenciar tu seguridad y confianza en ti mismo y en consecuencia lograr un bienestar a tu hijo o hija y por tanto ganar en salud.

 

 

 

MI PRIMER EMBARAZO

pregnant-1597889_1920

Son muchas las preguntas que te puedes realizar en el momento en el que esperas tu primer hijo o hija. Se mezclan muchas emociones desde la ilusión más grande que has podido vivir hasta el miedo o la incertidumbre que sientes de que todo salga bien.

Existe muchos factores que influyen en la mujer en la etapa del embarazo, ya que te sometes a cambios tanto físicos como psicológicos.

¿Sientes ansiedad?¿Te preocupa el vínculo con tu bebé? ¿Estás intranquila? ¿Tienes multitud de dudas?¿Tienes miedo al parto?¿Dificultad con la lactancia?

Son algunos ejemplos de cómo te sientes durante el embarazo pero para que no te influya de manera negativa es recomendable acudir a un profesional que te aporte recursos para tu bienestar.

 

 

ECHO DE MENOS A ESA PERSONA

sun-1616384_1920

Cuando falta “esa persona” podemos decir que las cosas no serán como antes, que nada ni nadie ocupará su lugar, y así es. No hay psicología que pueda sustituir ese vacío o al menos compensarlo. Pero sí a arrancar el motor para seguir en marcha hacía un camino, que, quién sabe, más cerca de los proyectos que pensabas no alcanzar.

Existen diferentes maneras de hacer frente a la pérdida pero es importante saber detectar, cuáles son las perjudiciales para ti y para tu entorno, y así poder mejorar y actuar de manera que beneficie tu bienestar.

Es tan importante cuidarse a uno mismo como a los de su entorno y haré especial mención a los pequeños, a los niños. Ante un pérdida hay un desconocimiento respecto a cómo un infante entiende la muerte y cómo ésta ausencia le influye.

La muerte causa una desorientación y requiere de una adaptación y un aprendizaje arduo para convivir en la nueva situación. Es necesario vivir cada emoción en el proceso, conocerla, identificarla, dejarla y seguir, dejarla y seguir…teniendo lejos el olvido del recuerdo y teniendo muy cerca el aquí y ahora.

Es complicado hacerlo solo, cuando inicialmente te sientes cansado, desgastado etc. Pero existen otros medios de apoyo, donde te pueden ayudar y ahí es dónde el papel de psicólogo es de acompañante para conseguir tu bienestar hasta que te des cuenta que sí puedes a pesar de todo, continuar, incluso lograr aquello que no podías imaginar.

 

UN FAMILIAR ENFERMO DE CÁNCER

ribbon-1524542_1920

Son muchas las familias o personas que viven un momento difícil, convivir con la enfermedad de un ser querido. Todo empieza en el día del diagnóstico, en ese momento parece que estás viviendo con algo que no es la realidad o simplemente que no te está pasando a ti ni a tu entorno (es un antes y un después).

Desde cualquier punto de vista ya sea desde el rol de madre, padre, hermano, hermana, esposa, esposo, hija o hijo… El estar experimentando el recorrido juntos de una situación limite, donde chocan emociones, en toda su evolución, hace que cada día sea un aprendizaje y te empuja a vivir aceptando la incertidumbre de lo que pueda venir. Por eso es importante contar con el apoyo familiar, social y profesional. Sin embargo paradójicamente, en ocasiones, éstas experiencias despiertan todo lo contrario, por ejemplo la familia o pareja se distancian, tus amigos no te comprenden o en el trabajo no te concentras.

Sea cual sea la situación en la que te encuentres en estos momentos, las prioridades son precisamente tus emociones, sentimientos, pensamientos y acciones ya que puedes sentirte, bloqueado, desorientado o acelerado. Suele existir una montaña rusa de emociones y para conseguir un bienestar, es necesario saber gestionarlas, siendo consciente de que el dolor y sufrimiento están presentes.

Un apoyo psicológico realmente sirve de ayuda para ir ”partido a partido” en esta lucha contra una enfermedad de un ser querido. Teniendo en cuenta que “ellos” son los maestros de los cuáles aprendemos y crecemos como individuos.

 

 

 

 

 

 

LA IMPORTANCIA DEL JUEGO EN LA INFANCIA

baby-587921_1920

España parece estar incorporando poco a poco más en las aulas el “juego” como método fundamental en la base educativa del infante.

Actualmente podemos hablar de Maria Montessori o Rudolf Steiner y no son grandes desconocidos.

Por dar algunas pinceladas, Montessori se trata de un método dónde la potencialidad del niño es primordial, cuyos fines son el desarrollo de la independencia, libertad con límites, respetar la psicología natural, física y social del niño entre otras cosas. Por otro lado el método Waldorf de Steiner defiende que “los niños son seres que flotan a medio camino entre el mundo espiritual y el mundo material” “en la vida, más valioso que saber, es el camino que se hace para adquirirlo” . Postulan que el infante debe estar en un ambiente seguro, cariñoso y estructurado, donde la cuestión base es ¿puedo hacerlo mejor la próxima vez?, frente a ¿puedo hacerlo mejor que los demás? Aquí prima la superación de uno mismo, la motivación interna y por tanto el crecimiento.

Compartiendo estas nociones dentro de la educación libre, también existe un método que se aplica cada vez más en la educación convencional y es, la introducción de la psicomotricidad en la vida del niño, ya sea en la escuela, en los talleres o en casa.

La psicomotricidad favorece que el niño o niña descubra y desarrolle sus propios deseos, su escucha en relación consigo mismo y con los otros y desde su propio crecimiento, adquiera su autonomía, independencia y bienestar para alcanzar tanto un desarrollo integral como la seguridad y confianza en sí mismo.

La técnica para todo ello es el “juego” donde a través del vínculo de apego, la exploración, el diálogo tónico, la relación tónica-emocional, el equilibrio y la expresión creadora podemos conseguir el desarrollo o fin anteriormente descrito.

Para una adecuada intervención es necesario contar con un psicólogo y psicomotricista.

CORTISOL: HORMONA DEL ESTRÉS

time-1246003

En ocasiones ¿no me acuerdo de cosas? ¿me cuesta mantener la atención? ¿me distraigo rápido? ¿me preocupo excesivamente por las cosas? ¿estoy de mal humor? ¿no tengo interés para mantener relaciones? ¿estoy cansado? ¿como mucho? ¿no tengo apenas apetito?

Para conseguir equilibrio y bienestar en nuestra vida, un papel fundamental es la supresión del estrés, éste es junto con la ansiedad, la causa principal del malestar y la enfermedad física y psicológica.

El estrés se presenta con diferentes caras y puede dar lugar a distintas sensaciones. Por ello quiero poner en conocimiento la importancia de los niveles de cortisol en nuestro organismo y lo que influye para poder estar sanos.

Los niveles de esta hormona, también denominada “la hormona del estrés”, si se encuentran fuera de los parámetros establecidos como normales, se debe a que nuestro organismo se está sometiendo a una situación de alarma permanente de manera no consciente. Por ello es importante diagnosticar qué síntomas y signos manifestamos, así como la manera en la que nos sentimos. Descartando una afección física, es prioritario saber cómo prevenir cualquier desajuste.

Es importante solicitar a un apoyo psicológico y educarnos en un estilo de vida de salud, bienestar física y mental.

¡EN EL TRABAJO NO PUEDO MÁS!

conference-1886023

 Cuándo te levantas por las mañanas la primera frase que se te viene a la cabeza es “no puedo más” Hoy en día en el ámbito profesional no solo acontece una crisis de oportunidades sino que, además, esto ha derivado en una constante dinámica de hostilidad y malestar, lo que inevitablemente provoca una sensación de frustración.

Tus empleados, clientes, tus compañeros, tu jefe e incluso el trabajo en sí, se te hacen insostenibles. No puedes comunicarte libremente, te bloqueas al no poder resolver algún conflicto, te haces responsable de todo, te preocupas de que vaya todo bien y sin embargo, sientes que los demás no se preocupan por el trabajo, te tratan de idiota y se aprovechan de ti y de tu trabajo. Tienes la sensación recurrente de que no te gusta lo que haces, no obtienes el reconocimiento que mereces, te culpan cuando las cosas fallan, etc.

El mundo laboral es una gran fuente de estrés. Se dan multitud de situaciones que no sabemos manejar o gestionar de una manera correcta. Participan multitud de factores como el miedo, la inseguridad, las relaciones de poder, el liderazgo, etc.

Es importante saber cómo hacer frente a las adversidades, saber buscar tu tranquilidad y hacer que las situaciones externas te influyan en su justa medida para alcanzar tu bienestar.

Un método es saber dosificar tu energía. Repartirla y cómo repartirla.

Si las herramientas que has estado usando para gestionar este estrés no están siendo eficaces porque el cómo te afecta no se ha visto cambiado es el momento de empezar a buscar nuevas formas de abordarlo. En el mercado encontrarás multitud de libros que pueden ser de ayuda, cursos de meditación o mindfulness que permiten a gestionar este estrés pero si lo que buscamos es encontrar una solución definitiva para este estrés lo mejor es incorporar a nuestra vida las herramientas que un experto que trabaja con nosotros nos incorpore de acuerdo a nuestra personalidad, valores, influencias, habilidades… Acudir a un especialista puede resultar complicado para algunas personas por la creciente exigencia del “tú puedes con todo”, no queremos decir que no se pueda, pero si ya lo has intentado y todo sigue igual a lo mejor es el momento de asumir que solo no puedes pero con una ayuda probablemente sí, permítete “el lujo” de que alguien comience a guiarte en tu camino contra el estrés.

 

 

 

 

 

 

¿Me quiero?¿Me quieren?

heart-771011

En ocasiones no te sientes comprendido por la familia, pareja y/o amigos. A lo mejor no te has parado a pensar que es una cuestión de autoestima.Piensas “no debo de hacerlo bien y podría hacerlo mejor. Realmente si no hago lo que mi familia, pareja y amigos esperan de mi, siento que estaré decepcionándoles, cargo con la culpa y pienso que les puede molestar que actúe de una manera diferente y por ello, no me hagan participe.

 Algunas veces querrías hacerte escuchar pero el miedo a que tú o tus ideas sean rechazadas te impide comunicarte abiertamente, lo que a su vez también te genera malestar y te ronda siempre el mismo pensamiento: Ellos no me dejan ser cómo realmente soy, “ellos no me entienden”.

Estos son algunos ejemplos que nos pueden valer para darnos cuenta de lo necesario e importante que es parar durante unos segundos y dedicárnoslos a nosotros mismos. Observar qué cosas hacen que no fluya nuestro ser y cómo podemos encontrar la manera de sentirnos seguros, con confianza, para que nuestra autoestima no se vea mermada y conseguir un bienestar que me permita crecer.